Appsiduo

Archivo mensual: mayo 2018

Las mejores terrazas de Sevilla.

Visitar Sevilla en cualquier época del año siempre es una maravilla, pero ahora que se va acercando el buen tiempo apetece, más que nunca, quedarse sentado en una bonita terracita. Y si a todo esto le añadimos unas preciosas vistas a la Giralda, la tarde puede ser lo más de lo más. Así que para que te vayas preparando e imaginándote en una de estas terracitas tan idílicas de las que te hablamos, hoy te traemos cuatro propuestas geniales para que pongas estos pequeños placeres de la vida en práctica.

En primer lugar, la terraza del Hotel Inglaterra, con unas vistas de lujo a la Giralda, la Catedral y la Plaza Nueva. Un lugar perfecto para tomarse una copa desde las alturas mientras disfrutas de la puesta de sol y el skyline Sevillano en todo su esplendor.

La terraza del Hotel Eme Catedral también es un fantástico lugar para dejarse caer. Con unas vistas no menos espectaculares, se respira un ambiente con mucho estilo y una panorámica de ensueño. Si buscas buena música, deliciosos cócteles y un marco incomparable no te la puedes perder.

En el Hotel Los Seises, además de disfrutar de sus excepcionales vistas claro, se encuentra el Roof Market Seises, un mercado gastronómico gourmet con propuestas de street food en el que los chefs cocinan en vivo desde tapas españolas a una oferta gastronómica internacional a base de recetas japonesas o tailandesas

Nuestra última recomendación es el Hotel Doña María y su terraza bar, dicen de ella que es una de las mejores terrazas en Sevilla, así que no te olvides de incluirla en tu lista para tomarse algo en un ambiente fresquito y relajado mientras disfrutas de la ciudad andaluza.

El primer domingo de Mayo, el Día de la Madre.

El primer domingo de Mayo, el Día de la Madre.

“Jamás en la vida encontrarás ternura mejor, más profunda, más desinteresada y verdadera que la de tu madre”, de Honoré de Balzac.

Esta festividad llegó a España como una tradición católica que al principio se celebraba el mismo día que la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre. Sería en 1965 cuando, por influencia de otros países (sobre todo Estados Unidos), se decidió separar ambas tradiciones y dejar el Día de la Madre para el mes de mayo (el mes de María y de las flores).

Es un día para conmemorar el honor de las madres en todo el mundo, y es que todos sabemos eso de “madre no hay más que una” y a veces nos olvidamos de darle el lugar que merece. 

Es un día para valorar, como hijos, la dedicación de una madre. 

Es un día para recordarles, que por años que pasen, nunca dejamos de necesitarla. 

Es un día para dejar lo que quiera que estés haciendo, y decirle a tu madre cuanto la quieres.